Niños, Niñas y Adolescencia

Equipo Contenido #JuanjoConstituyente

El reconocimiento jurídico formal de la infancia en las constituciones políticas no es un asunto trivial. Tampoco lo es la forma concreta que dicho reconocimiento toma en el marco del sistema de principios, derechos y garantías que el/la constituyente desea afirmar y proteger. Después de todo, si la Constitución Política es el documento fundante del marco de legitimidad final del Estado, de las instituciones que lo conforman, y por su intermedio se reconocen las potestades, inmunidades y poderes que asisten a los habitantes de la República, entonces los niños, niñas y adolescentes no pueden quedar excluidos formalmente de ella.

En las últimas décadas, muchos sistemas constitucionales han comenzado a visibilizar la relevancia de la infancia en cuanto objeto específico de protección y/o reconocido formalmente los derechos de los niños, niñas y adolescentes. Esta tendencia se ve acompañada, a su vez, por una creciente preocupación al interior de la dogmática jurídica en general y de la constitucional en particular. Aun así Chile todavía no reconoce de manera explícita a la infancia como categoría constitucional formal.

Deberes y Derechos Constitucionales

1.Los niños, niñas y adolescentes tienen derecho a la satisfacción de sus necesidades de alimentación, salud, educación. También tienen el derecho al desarrollo integral, en las dimensiones de participación e inclusión en la sociedad, reconocimiento de su identidad personal, entre otras. 

2.Todo niño, niña y adolescente tiene derecho a ser protegido contra la violencia, los malos tratos, la explotación y su uso para el trabajo, que pueda dañar su salud y moral o poner en peligro su vida o su desarrollo normal.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *